Los 4 puntos que todo plan de negocio en Franquicia debe tener

Las franquicias se basan en un modelo de negocio previamente experimentado, contando con procedimientos comunes. Estos conocimientos deben ser facilitados por el franquiciador a través de un documento llamado plan de negocio.

El plan de negocio en franquicia debería comprender como mínimo con:

  1. Definición y viabilidad para franquiciar

    Para comprobar la viabilidad de franquiciar debemos valorar el tener un concepto empresarial completo y probado.

    Este concepto se verá apoyado por la posesión de buenas plataformas, programas de control y de selección de personal, aplicaciones informáticas, una estructura departamental que garantice una correcta comunicación entre las distintas partes, un uso del marketing y de la publicidad adecuados, popularidad y prestigio de la marca, posibilidad de ofrecer formación inicial y continuada, concesión de territorialidad que garantice la exclusividad de la venta y por último la existencia de un contrato cierto, eficaz y ecuánime.

    Para acometer un proyecto de expansión empresarial en franquicia, uno de los primeros pasos será definir la estrategia de negocio estudiando aspectos como la posible competencia de otras enseñas, la sistematización de las operaciones, la política de aprovisionamiento, el plan de marketing, la marca e imagen de la enseña, la atención al franquiciado y la estructura y control de la futura red.

    En este estudio se deben realizar detalladamente las previsiones de crecimiento empresarial y las valoraciones económicas  correspondientes a la implantación del proyecto como central de franquicia y como establecimiento franquiciado. Este último estudio debe contar con un plan económico financiero previsional a tres años.

  2. Presentación del negocio y elaboración de la documentación contractual

    Una vez valorada la rentabilidad de nuestra empresa, y después de haber definido los aspectos estratégicos de explotación del negocio en franquicia, resultará necesario disponer de un buen soporte documental conforme a los condicionantes legales establecidos por la normativa nacional y comunitaria. En este proceso se deberá atender a:

    -Redacción del Dossier informativo de Franquicia.

    -Elaboración del Precontrato de Franquicia.

    -Elaboración del Contrato de Franquicia.

    -Preparación de la documentación e Inscripción en el Registro  de Franquiciadores.

  3. Transmisión del Saber Hacer.

    Este es uno de los elementos esenciales en una franquicia. Esta transmisión ha de materializarse a través de la entrega de los soportes materiales que contengan el Know How del franquiciador, que permitan el desarrollo del negocio franquiciado bajo parámetros uniformes.

    Los manuales operativos harán referencia a aspectos muy concretos de la actividad a desarrollar o a criterios de funcionamiento de la relación empresarial.

    Estos manuales incorporarán información relativa a la actividad exacta a desarrollar y cómo hacerlo, el papel fundamental de los recursos económicos, técnicos y humanos, el estudio del entorno y sus cambios, y por último las pautas para controlar y mejorar nuestra calidad y nuestra productividad.

    El franquiciador deberá dar asistencia inicial y continuada a sus franquiciados por lo que habrá que prever también la capacidad de la empresa para llevarla a cabo.

  4. Plan de Desarrollo Empresarial

    Que deberá contar con los siguientes puntos:

    -Definición y análisis del perfil ideal del franquiciado.

    -Determinación de zonas de implantación prioritaria.

    -Establecimiento del nivel poblacional estimado para la rentabilización de la actividad y parametrización de la zona de exclusividad territorial de una unidad.

    -Establecimiento de los objetivos anuales de aperturas y la cobertura temporal y geográfica del mercado.

    -Concreción de la estrategia organizativa de expansión.

    -Descripción de las acciones de comunicación necesarias alcanzar los objetivos establecidos.

 

Franquiciados

El franquiciado es toda aquella persona física o jurídica que mediante ciertas condiciones, obtiene el derecho a comercializar y explotar productos o servicios bajo técnicas uniformes y experimentadas, con una rentabilidad probada y con el respaldo de una marca registrada.

A cambio, se comprometerá contractualmente al pago de unos cánones o royalties.

Habitualmente podemos encontrar tres tipos de posibles de franquiciados, como son el buscador de autoempleo, el inversor nato, y el inversor que aporta local. Cada uno de estos tres posibles perfiles ofrecerá características distintas.

Los franquiciados en busca de autoempleopor lo general  serán personas que han trabajado para terceros buena parte de su vida, y que por circunstancias deben o quieren cambiar de modelo de empleabilidad. Serán normalmente perfiles muy estables y con características óptimas para ser franquiciados.

Por otro lado el inversor nato necesitará de un gerente o director que esté al frente del negocio, convirtiéndose este gestor en un mero asalariado. Este perfil puede que sea menos atractivo para la enseña franquiciadora al no existir contacto directo con el gerente de la franquicia.

El inversor que aporta local a cualquier negocio de probado éxito, sin valorar sus propios preferencias supone en ocasiones un riesgo extra.

El futuro franquiciado deberá dedicar los siete días de la semana a su nueva empresa, y la dedicación estará siempre mejor asegurada si el negocio se corresponde con sus gustos.

En cualquier caso, existen unas claras ventajas e inconvenientes comunes para todos los tipos de franquiciados.

Ventajas

En primer lugar, la transmisión de conocimientos. El franquiciado recibirá una serie de informaciones acerca de un negocio con probado éxito que le ahorrará buena parte del riesgo inicial de toda aventura empresarial.

Además, su inversión será menor que si hubiese decidido invertir en un negocio independiente. El franquiciado se beneficiará de los descuentos fruto de las sinergias de mercado de su central, además de tener garantizada la formación inicial y continua durante la ejecución de todo el contrato. El coste de marketing y de publicidad que deberá realizar se verá considerablemente reducido al estar respaldado por una marca reconocida.

Por otro lado, se contará con un listado de proveedores que le ofrecerán precios sin competencia por la seguridad de las compras.

Las innovaciones tecnológicas y operativas que el franquiciador vaya descubriendo en el mercado y probando en sus unidades piloto serán directamente implantadas en las nuevas franquicias.

El franquiciado también obtendrá las ventajas de exclusividad del territorio que se le concedan, además de diversas facilidades financieras dentro del mundo de la franquicia.

Inconvenientes

El principal inconveniente con el que se puede encontrar el franquiciado es con el control y excesiva dependencia de su central franquiciadora. Sin embargo este principal inconveniente repercutirá en la seguridad de ambas partes puesto que mediante esta vigilancia se conseguirá asegurar la buena marcha del negocio.

Otro inconveniente serían las limitaciones que el contrato de cada enseña contemple. Estas limitaciones serán en la mayoría de los casos dirigidas hacia la imposibilidad de realizar cambios por cuenta propia en el modelo empresarial.

Además hay que tener en cuenta que el renombre de la marca puede disminuir, sin embargo no estamos exentos en este apartado de toda responsabilidad.

Pese a ser empresas independientes, no debe olvidar nunca el franquiciado que los objetivos son comunes, y que el mejor funcionamiento se conseguirá a través de una fluida comunicación y de un profundo respeto por el saber hacer de las partes.

Junto con este objetivo común, el franquiciado buscará encontrar franquicias que le aporten el producto deseado, liderazgo en el mercado, tecnología y diseño sin investigación, red de proveedores establecida, precio sin competencia y una ejecución de publicidad barata y de marketing definido.

Franquiciadores

El franquiciador, es aquella persona jurídica o física que desarrolla y gestiona un modelo de negocio sobre un determinado producto o servicio, que busca la expansión del mismo  a través de concesiones a los inversores – franquiciados-  sobre el derecho de operar bajo su marca y modelos organizativos y operativos.

Por tanto, la figura del franquiciador es la encargada de comenzar el desarrollo de una fórmula original y que haya obtenido una acogida positiva por parte de los consumidores; con el objetivo de conseguir esta expansión en base a la estrategia ya definida en su modelo de negocio y experimentada durante un tiempo representativo.

El objetivo principal, es la expansión del negocio, mediante una ocupación rápida del mercado sin la necesidad de aportar recursos propios; haciendo uso de los recursos de infraestructura y económicos de una figura ajena.

Esta fórmula otorga una mayor rentabilización de las inversiones, la mejora en los canales de distribución y un notorio aumento de la imagen de marca, a la vez que los costes de marketing y publicidad se optimizan con la figura de los franquiciados.

El espíritu emprendedor del empresario debe valorar, antes de dar el paso hacia la fórmula de franquicia, una serie de aspectos que debe cumplir su negocio:

•   Contar con un sistema empresarial concreto, de éxito, con capacidad de crecimiento y de fácil trasmisión.

•   Saber transmitir los valores de experiencia, conocimiento, formación, cultura y esencia  corporativa, agrupados en el know how de la franquicia.

•  Disponer de una estructura empresarial que pueda cumplir su función de soporte ante el franquiciado, bien con recursos propios o externalizados. Esto incluye infraestructuras, capacidad financiera y solvencia profesional.

•   La actividad no debe basarse en una demanda temporal, sino que debe centrarse en un mercado continuo y con posibilidad de desarrollo expansivo.

•  La existencia de un contrato, soporte informativo y un plan económico financiero es fundamental a la hora de asistir, trasladar la información y formación a los franquiciados. Para ello, es recomendable recurrir a Abogados y Consultores Expertos en Franquicia e independientes a la empresa.


Como todo proceso empresarial, esta fórmula de negocio conlleva una serie de ventajas e inconvenientes que deberá asumir el franquiciador a la hora de franquiciar.


Ventajas

•   Reducción de gastos de personal y control.

•   Puesta en marcha de economías de escala en todos los niveles estructurales.

•   Apertura de nuevos mercados, con un ágil desarrollo de la actividad empresarial.

•   Disminución de los riesgos económicos financieros.

•   Recepción de ideas, propuestas y conocimientos sin coste alguno, creando sinergias.

•   Ruptura de las barreras económicas y de recursos humanos, asociadas tradicionalmente a los procesos de crecimiento y desarrollo empresarial.

•   Difusión de la imagen de marca, creciendo su nivel de notoriedad y asentando una sólida presencia.


Inconvenientes

•   Complejidad comunicativa entre distintos puntos de venta.

•   Menor beneficio por unidad, aunque en conjunto aumenta cuanto mayor sea el volumen de venta.

•   Complicaciones a la hora de ejercer el control local de cada unidad de negocio franquiciada.

•   Dificultad de transmisión y cumplimiento del saber hacer, requiere una alta implicación por ambas partes, franquiciador y franquiciado.

Franquiciarse, una gran idea

Una franquicia tiene la consideración de “Nueva Franquicia” si su actividad franquiciadora se ha producido antes de los últimos 12 meses.

El hecho de franquiciarse dentro de una nueva franquicia siempre resulta una idea atractiva. Es una de las mejores oportunidades para el franquiciado de ser parte del crecimiento de una empresa aprovechando oportunidades como la adquisición de master zonales de desarrollo o la apertura preferente de nuevas franquicias.

En el momento de estudiar una nueva franquicia es importante analizar en detalle del funcionamiento , los riesgos, las oportunidades y los elementos esenciales que se incluyen en la Franquicia. Conviene llevar a cabo un plan de negocio, con una evaluación de los costes-beneficios

El que una Franquicia sea nueva, no implica que la actividad no haya sido experimentada durante un importante periodo de tiempo por el franquiciador.

Es decir, debemos comprobar que el franquiciador haya experimentado dicha actividad con anterioridad y con éxito. Si esto se cumple lo que será nuevo, es la fórmula de expansión en franquicia y no el negocio; en esta situación entrar en una Nueva Franquicia puede ser una buena oportunidad.

Suscribirse a este canal RSS

Grupoius.


Grupoius, inaugurado en 1994, es el primer despacho de abogados, mediadores y consultores expertos en empresa, franquicias y redes de comercio asociado.

Dirección


Parque Empresarial Las Rozas
Centro Tartessos - Edif. Artemisa.
CL. Pollensa nº 2. CP 28290. Las Rozas de Madrid.
Madrid - España.